lunes, febrero 17

Veneración a la Candelaria

0
230

VALLADOLID.— La imagen de la Virgen de la Candelaria continúa su recorrido por las iglesias de la ciudad, pues ayer domingo llegó al barrio de Santa Ana, donde unas 200 personas con mucha fe de solucionar sus enfermedades y problemas le llevaron flores y ofrendas.

Lugo que en la noche del domingo 8 fue bajada del altar en la iglesia de la Candelaria y llevada a la parroquia San Servacio, la imagen de la Virgen ya visitó varias iglesias de la ciudad.

En el barrio de Santa Ana, fue recibida con una misa que el vicario Fernando Valdés Soberanis ofició ante unas 200 personas que acudieron para demostrarle su devoción y amor.

En algunos casos, los feligreses asisten con el fin de recibir ayuda con sus problemas personales o enfermedades o para agradecerle las bendiciones en su vida.

Mariana de los Ángeles Kauil Hau asistió a la Eucaristía de la Candelaria para agradecerle por escuchar sus plegarias y curar a su madre del cáncer.

“Mi madre siempre dice que le pidamos a la Virgen de la Candelaria porque ella nos dará luz en los momentos más oscuros. Es por eso que cuando mi mamá se enfermó de cáncer en la matriz le pedíamos con fervor que nos diera fuerza para aguantar y salir de esto”, indicó.

“Gracias a Dios y a la Virgen, después de tres años de tratamientos y medicamentos, mi madre se curó y está más fuerte que nunca”, destacó Mariana Kauil.

Federico Canché Hoil pidió con mucha fe encontrar un nuevo trabajo para sacar adelante a su familia.

“Llevo tres meses sin trabajo, sólo llegué a la prepa y ahora se me dificulta encontrar un empleo. Ya llevé mis solicitudes a varios lugares. Por mientras mi mujer nos apoya vendiendo antojitos pero no nos alcanza”, relató Canché Hoil.

“Pero sé que nuestra patrona vallisoletana nos hará el milagrito de encontrar algo pronto para mantener a mi familia”, agregó.

Muchos fieles le llevaron flores y ofrendas a la venerada imagen.

Durante la misa, el párroco recordó a la gente la importancia de no dejar de lado a la Candelaria en sus propios festejos.

“Es la razón de la feria, vengan a sus misas, a sus rosarios, préndanle una vela, traigan unas flores, una oración desde casa, lo que les nazca de corazón, pero no la dejen sola”, expresó.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.