miércoles, agosto 21

Ventas de pescadores se desploman

0
105

Comercialización del pescado a bajo costo promovido por el DIF durante la temporada de Cuaresma, para beneficio de personas de menos recursos, se ha convertido en competencia para los hombres de mar, señalan / Disminución de hasta un 60 % en ingresos

CAMPECHE, Cam., 16 de marzo.- La venta de productos de mar a bajo costo que realiza el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en las denominadas Ferias de Cuaresma, que se llevan a cabo en diversos puntos de la entidad, representa hasta el 60 por ciento de pérdidas para los ribereños de la capital del Estado, informaron pescadores del Refugio Pesquero “7 de Agosto”.

Durante el segundo sábado de Cuaresma, los hombres de mar afirmaron que, aunque los precios se han mantenido relativamente iguales, en comparación con el año anterior, sus ventas se desplomaron debido al mencionado programa gubernamental.

El señor Gilberto Ku Cruz, pescador que labora en el Puerto de Abrigo “7 de Agosto”, comentó que a más de siete días de haber dado inicio con la temporada de Cuaresma, las ventas han estado pésimas e incluso con pérdidas de más del 60 por ciento.

El experimentado pescador refirió que la situación empeora cada año para los pescadores, ya que de cinco años a la fecha, las ventas han bajado entre un 40 y un 70 por ciento, debido a diversos motivos.

Señaló que recientemente uno de los problemas principales es la competencia desleal que propician las mismas autoridades estatales, ofertando el producto de mar a precios muy bajos, ya que mientras los ribereños venden su producto entre 60 y 80 pesos el kilogramo, en las ferias del DIF se remata hasta en 20 pesos por kilo.

Las ferias de Cuaresma son organizadas por el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), que preside Christelle Castañón de Moreno, a través de la Dirección de Asistencia Alimentaria y Desarrollo Comunitario, como parte del proyecto “Gran Feria Familiar Alimentaria”, que se desarrolla junto con la Dirección de Desarrollo Familiar y Voluntariado.

Tan sólo durante la semana anterior, se vendió y distribuyó alrededor de 750 kilogramos de pescado a bajo costo en la II Feria de Cuaresma 2019, entre venta y donativo, siendo los puntos para ello los Centros de Desarrollo Comunitario (CDC) “Granjas” y “Esperanza”, además se realizó una feria de venta de productos básicos que ofrecieron las dependencias federales y estatales.

El primer punto de venta fue el CDC “Granjas” que se encuentra bajo la coordinación del Grupo de Participación Ciudadana (GPC) de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Obras Públicas e Infraestructura (Seduopi), que encabeza Esperanza Abreu de Buenfil, en este punto abarcaron los Centros “Morelos I” y “Josefa Ortiz de Domínguez”, que en total se vendieron 350 kilos, a 20 pesos el kilogramo de pescado.

El de la “Esperanza” se instaló como segundo punto de venta y la promotora titular Victoria Damas de Aysa supervisó que la feria se realizará dentro de los parámetros, de manera que beneficien a las personas de escasos recursos.

Se vendieron 200 kilos de diversos productos del mar, así como frutas, verduras y plantas; participaron Diconsa, Liconsa, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Copriscam), las Secretarías de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Campeche (Semarnatcam), de Cultura (Secult), de Pesca (Sepesca) y la empresa “Las Aguilas”.

Además, se entregaron 200 kilos de donativo a 8 centros asistenciales, a quienes les correspondió 25 kilos por centro, entre los que se encuentran “Fe, Amor y Esperanza”, “Casa Regeneración Puerta del Cielo”, “Uniendo Esfuerzos” , “La Voz del Buen Samaritano”, “Emmanuel”, Patronato del Albergue “San José” , “Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa” y “Una Caricia Humana”.

Asimismo, los trabajadores del mar, mencionaron que otro factor que incide negativamente en su economía, es que cada año, se pierde más, la tradición o respeto hacia los días de abstinencia, en los que según la fe católica, se debe de guardar un periodo de cuarenta y seis días, tomado en cuenta desde el miércoles de ceniza hasta la víspera del domingo de resurrección, de ayuno y penitencia en memoria de los cuarenta que ayunó Jesús en el desierto.

“La verdad está muerta la venta, no hay, nosotros queremos que este año nos vaya bien, pero a ver, porque la gente ya está perdiendo esa tradición de respetar la cuaresma y guardar vigilia durante estos días a la gente ya le da igual comer o n o comer carne cualquier día de la semana”, comentó Ku Cruz.

Comentó que la población cree que el precio del marisco o pescado sube en esta temporada y por ende y debido a la economía que prevalece por los suelos en el país, muchas personas no acuden a realizar la compra de estos productos, sin embargo, los pescadores, desmintieron lo anterior, pues afirmaron que los precios se mantienen a pesar de las malas ventas.

“Hoy sólo he vendido 300 pesos, no es nada. Antes, en otros años, lograba vender hasta mil 200 o mil 500 pesos cuando me iba muy bien, ya no existe esa creencia de respetar el día, ya se está perdiendo”, señaló otro de los locatarios del 7 de agosto.

En cuanto a las ventas de mariscos que se llevan a cabo al interior de supermercados, los pescadores consideraron que no representan mayor problema, ya que la gente siempre busca calidad y frescura, por ello acuden a realizar sus compras de dónde pueden adquirir los productos, recién salidos del mar, no obstante, indicaron que los ambulantes, que llevan hasta las colonia los pescados, si representan más merma a su economía.

“La gente se está yendo a otros lados, aquí los ambulantes igual nos afectan, dan otro precio y la gente les compra, urge ya que las autoridades pongan orden en las venta de pescados y mariscos, falta más regulación”, comentó otro pescador.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.