sábado, diciembre 7

Vergonzosa insubordinación de policías

0
112

A empujones y ante la presencia del secretario general del ayuntamiento, Jorge Aguilar Osorio, el encargado de despacho de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, Jesús Pérez Abarca; fue sacado de la dependencia por un grupo de elementos de la Policía Municipal que tomaron las instalaciones, después de iniciar un paro de labores sin importar la inseguridad que se vive en las calles de la ciudad.

Junto con Pérez Abarca fue sacado también, de la dependencia, el titular del C-2, Maximiliano Pérez Rivadeneira, con lo que la corporación se quedó en manos de los policías inconformes.

Llevaban dos horas de paro de labores, cuando Jesús Pérez Abarca llegó a las instalaciones de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y entró directamente a dialogar con los elementos que se decían inconformes.

El acceso no estaba permitido a los medios de comunicación, pero podían escucharse por momentos algunas rechiflas y pasados algunos minutos después de la llegada de Pérez Abarca, la puerta se abrió para que entraran los representantes de los medios de comunicación.

Unos minutos más, Pérez Abarca subió a su oficina, acompañado del secretario general del Ayuntamiento, Jorge Aguilar Osorio, quien llegó acompañándolo al enterarse del paro de labores de los policías.

Los policías que ya sumaban más de un centenar, continuaron en los patios de la corporación, y los ánimos comenzaron a encenderse, comenzando a escucharse las voces que incitaban a que se repitiera lo ocurrido en el estado de Morelos.

Fue así, que un nutrido grupo de policías subió hasta el tercer nivel de la Secretaría, irrumpieron en la oficina de Pérez Abarca y a empujones, lo sacaron y lo obligaron a bajar las escaleras, hasta llegar al patio central; en donde con más empujones, fue sacado de la dependencia.

Atrás de él, fue sacado también a empujones, el director del C-2, Maximiliano Pérez Rivadeneira, quien al igual que el titular de la dependencia, caminó hasta donde lo esperaban sus escoltas, para retirarse después.

La vergonzosa actitud de insubordinación de los policías, ocurrió frente al secretario general del ayuntamiento Jorge Aguilar Osorio, quien no hizo nada para evitar que ambos mandos fueran sacados a empujones de la corporación.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.