viernes, agosto 7

Víctimas de fraude arremeten contra agencia de viajes

0
413

Acusan a Juan Carlos Ibarra de orquestar estafas principalmente a nombre de Costa Maya

Un grupo de aproximadamente 15 personas irrumpió la tarde de este lunes en un salón reservado de una cafetería de la Gran Plaza en Mérida, para señalar a la agencia Target Travel México, como un nombre más de Costa Maya, agencia que según los quejosos ha estafado a varios yucatecos desde el 2012 por varios cientos de miles de pesos.

Los defraudados, visiblemente molestos, interrumpieron una cena organizada por Target Travel México, en donde ofrecían a 4 familias reservaciones para viajes a diferentes destinos.

Uno de los quejosos –quien no quiso que su nombre se haga público– contó a La Jornada Maya que el 28 de julio recibió una llamada en donde le informaron que por ser derechohabiente de Banamex se había ganado un viaje a la Riviera Maya. El afectado señaló que ese mismo día le citaron en el Hotel Zar, y que ya allí le “lavaron el cerebro” con una plática, para después pedirle su tarjeta y concretar una membresía por 36 mil pesos.

Posteriormente volvió a contactar a la agencia para cancelar el contrato, pero ésta se negó, incluso, describió el afectado, se le mostró el contrato firmado en una versión digital con líneas añadidas a pluma que no estaban cuando él firmó. Cuando quiso tomarle una foto, la empleada le apagó la pantalla, declaró.

Él mismo encaró a una de las vendedoras al reconocerla por haber estado presente en la cita del 28 de julio pasado. “Todavía tienen el cinismo de volverme a llamar”, declaró, puesto que por medio de un mensaje de Whatsapp, una persona que se hizo llamar Cristian Barrera, se puso en contacto con él para invitarle a la cena de este lunes en la que se le entregaría una cortesía para un pase doble al eco-parque Xcaret.

Con fotografías del contrato firmado y una “encuesta turística” completada con datos personales e identificación crediticia a la mano, el señor alegó al fraude que cometen las empresas Target Travel México y Costa Maya, del que dijo, “son los mismos”.

Una de las personas citadas a la reunión de este lunes –también reservando su derecho al anonimato– reveló el mismo modus operandi. Al ir a la cita de este lunes, expresó, se le ofreció un paquete “de escape” por un valor de 240 mil pesos, que al no aceptar se le fue modificando hasta alcanzar los 21 mil 600 pesos. Agradeció que el grupo de protestantes interrumpieran la sesión “justo a tiempo”.

Las personas que asistieron al evento, recibieron por haberse cancelado la cita una cortesía de viaje a Xcaret con una serie de especificaciones

Acusan a protestantes de difamación

Vendedores de Target Travel México que se encontraban haciendo reservaciones para los visitantes durante esa tarde, calificaron a los manifestantes de “socios” de la empresa defraudadora Costa Maya, y que la “competencia” busca ensuciar sus nombres enviandolos.

D.A., vendedora de la agencia, lamentó la violencia con la que entraron los manifestantes y que incluso temió que un hombre estuviese a punto de golpearla.

Ella misma acusó haber sido víctima de una campaña de difamación, de la que ya emprendió medidas legales para limpiar su nombre. Acusó que ella trabajó en Costa Maya hasta enero de este año, aunque cuando ella laboró allí se hacían llamar Central Global de Reservas. En esa agencia no fue testigo de los fraudes debido a que ella se encontraba en el área de ventas, en donde no tenía un seguimiento de los socios, señaló.

Recordó que Central Global Reservas no le pagaba a sus trabajadores todas sus comisiones, y fue por esa razón que varios empleados –incluída ella– decidieron abandonar la agencia.

Sobre los eventos de aquel día, declaró que ellos consiguen los contactos de los invitados por medio de referencias de socios que ya se encuentran viajando con ellos. Declaró que a los asistentes se les estaban entregando reservas y que la empresa Target Travel México está legalmente constituida y cuenta con el permiso de Sectur.

C.Q., empleado de Target Travel México e hijo de D.A., contradijo a los citados al decir que las personas presentes ya se encuentran viajando y estaban reservando por medio de ese evento exclusivo. “Nos vimos afectados en redes sociales, nuestro nombre, por estrategia de esa empresa que es competencia (Costa Maya) precisamente para afectarnos a nosotros, por eso enviaron a sus socios, molestos para que vinieran acá asociándonos con su empresa”.

Afirmó que él trabajó en Costa Maya o Promid, Corporativo Turístico de Mérida –como se le llamaba cuando él trabajaba allí– y que por motivo de faltas de pagos varios ex trabajadores decidieron proceder legalmente contra el dueño, Juan Carlos Ibarra Pérez.

Target Travel México trabaja con un estilo de vida en cuanto a vacaciones, en donde se reservan las habitaciones con mucho tiempo de antelación sin tener que pagar por ello, precisó. En el caso de viajes en avión, el cliente puede cancelar la reservación sin tener alguna penalización, y sobre esto, enfatizó, no lo tiene ninguna otra prestadora de servicios turísticos.

Carta al gobernador

El grupo de denunciantes, liderados por la activista y también víctima de Costa Maya, Gladis Santiago, se encuentra por enviar una carta al gobernador Rolando Zapata Bello, informándole del caso.

En ella, acusan a Juan Carlos Ibarra Pérez de orquestar los fraudes a nombre de diversas compañías, siendo la principal Costa Maya.

Asimismo, varios de los quejosos han denunciado a los defraudadores contra la Profecto, Fiscalía y SAT, sin que a la fecha, esto haya surtido efecto.

Fuente: La Jornada Maya

Comments are closed.