miércoles, agosto 21

Viene el verano y suben las tarifas

0
266

La temporada de verano se mueve hasta con diez diferentes categorías de tarifa para una sola habitación, fijando el precio final al consumidor de acuerdo a la oferta y demanda que tenga la marca hotelera y el destino. En Cancún la tarifa que se colocó en diciembre pasado para el verano, es hasta 70% más baja que el precio que hoy se ofrece al consumidor. Una habitación para cuatro personas que se mantuvo en un precio de 7 y hasta 12 mil pesos, ahora, dos semanas previas a la temporada se encuentra hasta en 30 mil pesos por la mayor demanda del destino.

De acuerdo a hoteleros y tours operadores, el Caribe mexicano sigue en el ranking nacional como el destino que contiene una de las habitaciones más caras del mercado, pero también ha ingresado a la lista de destinos que ofrecen ofertas agresivas para mantener los niveles de ocupación.

En el caso del tabulador, es Tulum y Majahual quienes compiten por la tarifa más alta del mercado, con habitaciones que si bien pudieran no tener todos los gustos y servicios de un gran resort de la Riviera Maya, ofrecen productos únicos, irrepetibles en un ambiente totalmente exclusivo que atrae al turismo más exigente y a personalidades de todo el mundo que no preguntan el precio sino la exclusividad.

Otro destino que también se ha colocado en el mercado con la mejor tarifa es Bacalar, que avanza fuertemente hacia este mercado exclusivo que busca la comodidad y exclusividad de la zona.

En el caso de Cancún y la Riviera Maya, tour operadores refieren que la mayor atracción para subir tarifa, se basa en los servicios adicionales que se ofrecen al huésped durante su estancia y es así que un gran resort que puede alcanzar tarifas de hasta 15 mil pesos la noche, ofrece restaurantes de alta especialidad, teatros y espectáculos, así como habitaciones con la más alta tecnología y comodidad.

Esta infraestructura, sin embargo, se mueve en el mercado por el único marcador que mueve a la industria turística, que es la oferta y la demanda y en ello, Cancún y la Riviera Maya han abaratado el destino para sostener los niveles de ocupación.

Los temas del sargazo y la percepción de inseguridad que se han venido reportando de la región, han sido determinantes para bajar el precio y en ello, tours operadores y mayoristas que compran con anticipación, pueden ganar más por habitación, conforme se acerca la temporada.

En este sentido, las páginas oficiales de tour operadores y mayoristas muestran que una habitación que costaba en diciembre pasado siete mil pesos para cuatro personas en un hotel de todo incluido, ahora cuesta 30 mil pesos la misma habitación y servicio, debido a que la oferta se va agotando.

Hablar de un day pass, que hoy ofrecen muchos hoteles de la región para captar al turismo que llega a una casa habitación o que busca su hospedaje en una plataforma digital pero quiere disfrutar uno o dos días de la comodidad de un gran desarrollo, puede costar en temporada baja hasta 500 pesos el día, pero ahora este mismo day pass llega a costar hasta mil 800 pesos, de acuerdo a reporte de agentes de viajes que mueven el mercado en el destino y que afirman que una habitación puede llegar a tener hasta diez tarifas diferentes, dependiendo a quien esté dirigida y en el periodo de reserva y confirmación.

Este abanico de posibilidades puede otorgar una diferencia de miles de pesos por la misma habitación y depende de qué forma, a quién, con cuánto tiempo de anticipación la apartó y qué tipo de paquete tomó el comprador, sea por paquete, tarifa comercial, tarifa neta, tarifa familiar, tarifa convenio, etc.

Fuente: PorEsto

Leave a reply