domingo, septiembre 20

Violenta protesta

0
243

Toman Palacio de Teabo por muerte de un detenido

TEABO.— Alrededor de 300 personas, que a gritos pedían justicia por la muerte de un detenido en la cárcel municipal, tomaron ayer viernes las instalaciones del Palacio ante la falta de respuesta de las autoridades.

La protesta se derivó por el fallecimiento de José Nery Gabriel Caamal May, de 41 años de edad, en una celda la noche del pasado sábado.

El reporte de las autoridades fue que esa persona se habría suicidado con una prenda interior, pero la familia pide un dictamen pericial que aclare su muerte de su pariente, ya que cree que los agentes lo habrían golpeado hasta matarlo.

Caamal May fue detenido por una supuesta riña familiar con uno de sus hermanos, pero luego sus familiares fueron avisados por los agentes municipales de que José Nery se habría colgado con su ropa interior.

La familia exige a las autoridades que se aclare la muerte de esta persona. Han pedido en varias ocasiones el dictamen del Servicio Médico Forense donde se confirme que se trató de un suicidio.

El hermano de José Nery, quien también estuvo detenido esa noche, fue quien alertó a su familia de que oyó gritos extraños en su celda y creen que los agentes golpearon a su hermano hasta matarlo.

Tras lo ocurrido, la tarde de ayer la familia realizó una marcha del Parque de la Madre al Palacio Municipal en la que participaron unas 20 personas, pero en la sede del Ayuntamiento ya había más manifestantes.

Al no hallar respuesta a sus peticiones, los manifestantes entraron a la comandancia municipal, rompieron ventanas e intentaron quemar dos motocicletas de la corporación.

Se reportó que dos agentes habrían sido golpeados, y uno de ellos fue identificado como Érick Briceño. En el lugar había una patrulla de la Policía Estatal, cuyos elementos se retiraron al ver la cantidad de gente, pero unos 30 minutos después regresaron con refuerzos.

A las 9:15 de la noche llegaron más agentes de la Secretaría de Seguridad Pública fuertemente armados y detuvieron a varios manifestantes. Los policías recuperaron el Palacio y la gente comenzó a gritar consignas contra el presidente municipal, el priista Daniel Fabián Puc Naal.

Gritaban que los policías son asesinos y exigían justicia. De acuerdo con los inconformes, el alcalde no ha dado la cara por lo ocurrido.—

Fuente: Diario de Yucatán

Comments are closed.