sábado, diciembre 7

Violentos asaltos en altamar

0
145

Como modernos piratas, sujetos encapuchados y armados atracaron dos embarcaciones y despojaron de sus pertenencias a los pescadores, además de los motores de las lanchas

Los atracos y robo de motores a mano armada en altamar continúan, ahora en los primeros minutos de este miércoles, pescadores de dos embarcaciones ribereñas de Santa Clara y Dzilam de Bravo, respectivamente, fueron violentamente asaltados.

Los delincuentes o piratas modernos que perpetraron el robo tuvieron el mismo modo de operar de casos anteriores: emparejaron a las embarcaciones de las víctimas, cortaron cartucho, los amenazaron de muerte y obligaron a los pescadores a ponerse boca abajo para perpetrar el asalto.

Los cacos, siguiendo su mismo patrón de conducta, utilizaron pasamontañas, escopetas y machetes, navegaban a oscuras completamente, de manera que no puedan ser identificados.

Cabe señalar que la semana pasada, con el mismo modo de operar que los identifica como un grupo delictivo que opera en la costa desde hace varios años y cuya principal actividad lucrativa es el robo de motores, perpetraron violento asalto a un grupo de pescadores de Telchac Puerto, quienes pescaban con redes a tres millas de la costa.

Ahora, en este enésimo caso, los asaltantes hicieron lo mismo, sólo que a 14 millas de la costa.

En primera instancia asaltaron una lancha propiedad del señor Miguel Magaña, quien señaló que los delincuentes llegaron con armas, cortaron cartucho y amenazaron a sus tripulantes, los pescadores de Dzidzantún Mariano C. H., de 15 años de edad, y Manuel Jesús Escamilla Caamal, de 44 años.

A ellos los despojaron de teléfonos celulares y el motor fuera de borda marca Yamaha, de 75 caballos de fuerza.

El permisionario Miguel Magaña mencionó que ha sido víctima del robo de casi 10 motores, todos los casos impunes, sin detenidos, sin que las máquinas se recuperen.
El quejoso mencionó que no interpondrá denuncia, en vista que la FGE no investiga nada, no recupera, ir a denunciar representa gastar dinero, un dinero que uno ya no tiene.
Advirtió que de seguir esta situación los pescadores tendrán que salir armados.

“Quien no se identifique al acercarse a una lancha, ya sea con palabras altisonantes o clave, se le soltará un disparo o dos; a la chingada, es la única manera de acabar con esa piratería”.
La embarcación fue remolcada a Santa Clara, donde se encuentra la base del permisionario Miguel Magaña, ambos pescadores relataron que a eso de las 12 y media fueron emparejados y los delincuentes les quitaron todo, todo en absoluto.

La lancha es una de 24 pies de eslora, de fibra de vidrio, matrícula J911, y los ladrones demoraron media hora en desarmar el motor.

Poco después los delincuentes emparejaron una segunda lancha, propiedad de Abraham Rivero Palma.

En esa lancha se encontraban cuatro pescadores, encabezados por Javier Torres, quienes de igual manera fueron a lanzar redes, cuando se les emparejó la lancha pirata.
Al momento del atraco, ellos estaban durmiendo, no lograron escuchar que la lancha de los piratas se acercaba.

Los delincuentes actuaron del mismo modo, los echaron boca abajo, los amenazaron y a uno le dieron con la plana de un machete.

Se llevaron el motor, teléfonos celulares de todos los tripulantes, así como equipo navegador.

Javier Torres y Abraham Rivero Palma sospechan que entre los autores podrían estar personas de Dzilam, ya que los ladrones llegaron expresamente a las coordenadas donde ellos se encontraban.
Un par de horas antes, ellos relataron que habían sido emparejados por unos pescadores de Dzilam.

Sospechosos del robo hay muchos, ya en horas de la tarde, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública acudieron con el propietario y patrón de la lancha para corroborar información.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.