martes, febrero 18

Vivimos una crisis energética

0
585

Es culpa de las malas decisiones de los anteriores Gobiernos federales y la corrupción que impulsaron, denuncia Pablo López Figueroa, secretario general de UNTyPP / Escasez y encarecimiento de refinados, pese a que México cuenta con vastos recursos petroleros

CAMPECHE, Cam., 6 de abril.- A pesar de que México aún cuenta con vastos recursos petroleros, ya estamos no en la antesala sino sobre una crisis energética, debido a las malas decisiones de un gobierno que dejó que avanzara el cáncer de la corrupción, declaró el secretario general de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP), Pablo López Figueroa.

El entrevistado coincidió con lo manifestado por el asesor del Senado en materia energética, Edgar Ocampo Téllez, en el sentido de que se debe de procurar un uso eficiente de los recursos energéticos de la nación porque hay escasez y encarecimiento de refinados y es más que evidente.

“La voracidad y ambición desmedida de gobernantes y líderes corruptos ha consumido mucho más energía que la que requiere nuestro país para funcionar eficientemente. El diagnóstico que realizó el pueblo de México durante las pasadas elecciones fue efectivo. Hoy tenemos un gobierno nuevo, diferente. Lo que falta es que éste extirpe el tumor, que elimine el cáncer de la corrupción”, razonó.

El representante nacional de la UNTyPP consideró que el nuevo gobierno debe dar el valor de recurso estratégico al petróleo y a toda forma de generar energía, eliminando de las instituciones el factor “corrupción”, debido a que las necesidades energéticas de nuestro país ya son inmediatas.

Una muestra de que las acciones ya deben de ocurrir fueron la crisis del huachicoleo y la de los apagones, mismos que serán más frecuentes en los próximos años, no porque no exista infraestructura de generación de electricidad ni personal experto en la materia, sino porque se ha generado una enorme dependencia del combustible importado.

“Pero nuestra dependencia energética no ocurrirá si no se solventan los problemas en el plano político y legal. Lo malo debe ser eliminado o desechado, no va a funcionar el engranaje si no se realiza una verdadera purga o limpieza en las instituciones que ya fueron consumidas por la corrupción.

“El Gobierno debe actuar, pero ya; de otra forma no habrá mayores cambios y se volverá a la normalidad gobernada por la corrupción, que es a lo que le apuestan quienes tienen secuestrado a Petróleos Mexicanos y a su sindicato petrolero.

“El trago será amargo y el costo político puede ser elevado, pero el beneficio será mucho mayor, pues significa el rescate del país y nuestras instituciones”, dijo.

El representante nacional de la UNTyPP consideró que paradójicamente, aunque “no nos hemos agotado el petróleo, estamos ya ante una crisis energética”, que se refleja en el alto costo de los combustibles, insumo indispensable para que funcione todo el sector productivo.

Declaró que, efectivamente, en el caso del Sureste del país, aunque paradójicamente se derrochan (queman) miles de millones de pies cúbicos de gas natural en los campos petroleros de la Sonda de Campeche, se tiene que importar combustible para satisfacer las necesidades energéticas de la región.

Explicó que ciertamente es complejo y costoso el proceso de refinado del gas que se genera en los pozos de la Sonda de Campeche, que se sabe que su aprovechamiento sería costoso, pero que esta recomendación no tuvo lugar en fecha reciente, sino desde hace varios lustros, pero hasta el momento no se ha hecho nada al respecto.

Para el experto en el tema petrolero, racionar y concientizar a la sociedad sobre el tema del consumo es una de las posibles alternativas para sopesar la crisis energética que actualmente se vive en México y en todo el mundo; sin embargo, manifestó que la realidad de nuestro país debería ser otra, pues también estamos viviendo las consecuencias de la irresponsable voracidad y ambición desmedida de quienes han estado al frente del Gobierno y de instituciones como PEMEX.

Para López Figueroa, el derroche también ocurrió en el momento en que los gobernantes decidieron extraer el petróleo, en forma indiscriminada e irresponsable, propiciando que ahora seamos dependientes en ese sentido, al grado de que si Estados Unidos decide cerrar la llave del gas y la gasolina, la economía de México quedaría paralizada.

Respecto al tema de la corrupción es necesario mencionar que el entrevistado en enero del presente año manifestó: “No se debe permitir el ingreso a Petróleos Mexicanos de nadie que haya estado dentro de la corrupción de Odebrecht, la ‘Estafa Maestra’ o cualquier otra.

“No se puede permitir que funcionarios corruptos ocupen puestos clave de decisión en la estructura de Petróleos Mexicanos”, señaló y consideró como una aberración la contratación por parte de PEMEX de Miguel Angel Lozada Aguilar, como director de PEMEX Producción y Exploración (PEP); Héctor Salgado Castro, como subdirector de Coordinación Operativa y Comercial de PEMEX Producción y Exploración; así como de Luis Galván Arcos, designado gerente de Operación y Control Financiero, Procesos Industriales y Logística, todos ellos aparentemente involucrados en la ‘Estafa Maestra’ y los cuales serán investigados por la Secretaría de la Función Pública.

“Los técnicos y profesionistas apoyamos la propuesta de Nación y la Cuarta Transformación del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero queremos ver que se acabe la corrupción”, subrayó en esa ocasión.

López Figueroa fue quien pronosticó aspectos como la procuración del deterioro de las instalaciones petroleras costa afuera, así como la jubilación precipitada de personal experto en el rubro petrolero, como estrategias para facilitar el proceso de privatización de PEMEX.

Los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto desoyeron en su momento la súplica del conglomerado de profesionistas petroleros y las consecuencias se vieron reflejadas en pérdidas patrimoniales y de vidas. Paradójicamente, quienes envilecieron a nobles instituciones como PEMEX y el STPRM siguen vigentes y gozando de privilegios; los denunciantes, excluidos.

Fuente: PorEsto

Leave a reply