jueves, mayo 28

Volcadura en Tizimín cobra la vida de una niña

0
1352

El cansancio venció al conductor de una camioneta Jeep, quien dormitó unos segundos y perdió el control del volante

Una niña de 10 años se convirtió en al menos la séptima víctima fatal a causa de un accidente de tránsito en este período vacacional.

La madrugada de ayer, el vehículo en el que viajaba con su familia se salió del camino en la carretera Tizimín-Colonia Yucatán.

De acuerdo con las estadísticas del inspector vial René Flores Ayora, en este período vacacional han fallecido cuando menos siete personas: cuatro motociclistas, dos acompañantes y un peatón.

Además, es la segunda víctima menor de edad que fallece en un accidente durante esta temporada vacacional, la primera fue una niña de un año siete meses, quien murió en el Hospital O’Horán, luego de que cayó en una piscina en Progreso, el pasado lunes 22.

Sobre este nuevo caso se informó que poco después de la una de la madrugada de ayer, Richard J. F. C., de 33 años, conducía una camioneta Jeep de Tizimín a Colonia Yucatán, pero el cansancio lo venció y dormitó unos segundos, eso le hizo perder el control del volante.

La camioneta salió parcialmente del camino hacia su izquierda y recorrió 50 metros entre la maleza, hasta que el conductor hizo una maniobra para retornar a la carretera, pero ya no pudo controlar el volante.

Por ello, el vehículo dio volteretas para volver a salir del camino, ahora hacia su derecha, y terminar volcado sobre su toldo a unos 20 metros de la vera de la carretera.

En minutos llegaron ambulancias de la Cruz Roja y Secretaría de Seguridad Pública, bomberos y policías para atender el percance.

Los bomberos ayudaron a los ocupantes a salir del vehículo siniestrado, quienes luego recibieron los primeros auxilios de los paramédicos.

Richard resultó con múltiples golpes; su esposa, Carmen C. E, de 22 años, sufrió una herida y fractura en la pierna izquierda; esta mujer tenía en brazos a su sobrino de tres años.

También iba como pasajera la cuñada del conductor, Esperanza C. E., de 20 años, quien llevaba a su hijo de dos años. Todos fueron llevados al hospital San Carlos de Tizimín.

En medio de la crisis nerviosa que sufrieron se dieron cuenta de que faltaba la niña Z. N. C. E., era cuñada del conductor. Policías y bomberos hallaron el cadáver de la menor en el monte, a unos 30 metros del lugar donde quedó volcada a la camioneta.

Los policías presumen que la niña salió disparada cuando la camioneta daba volteretas y se azotó contra piedras en el monte.

Fuente: Novedades de Yucatán

Leave a reply