lunes, julio 22

Wafé en la calle

0
104

Después de permanecer preso durante casi 11 años y precisamente a 11 años de haberse registrado el cobarde asesinato de la joven señora Rosa María Arceo Ochoa, el empresario hotelero Wafé Kuri Torre recuperó ayer por la tarde la libertad anticipada, al hacer uso de los beneficios que se establecen en la nueva Ley Nacional de Ejecución de Sentencia.

Al causar ejecutoria el amparo concedido a Wafé Kuri, procesado y sentenciado por el delito de homicidio calificado, finalmente recuperó la libertad a unos días de cumplirse 11 años de haberse registrado el crimen en su domicilio del fraccionamiento Montebello, al Norte de la ciudad de Mérida.

En primera Instancia Kuri Torre había sido condenado por el Juez Penal, Licenciado Jorge Andrés Vázquez Juan a 12 años de prisión y luego de que su defensa apelara la condena, le fue incrementada a 13 años y 9 meses.

Ayer, poco antes de las 3 de la tarde la Actuaria Fabiola Merci Aguayo Luna le notificó al sentenciado que se encontraba libre, al cumplir el Juez Tercero de Ejecución de Sentencia con el ordenamiento del Juez Primero de Distrito, que ordenó se diera cumplimiento con la ejecutoria al no haber oposición de la parte ofendida para que obtenga el beneficio de la libertad anticipada.

Lo anterior tomando en cuenta de que el sentenciado reunía los requisitos que se contempla en la Ley.

El empresario sentenciado por el asesinato de su esposa embarazada, cumpliría el próximo día 24 de febrero 11 años de estar preso, el crimen se registró el día 14 de enero del 2008.

La defensa del homicida, a cargo de los abogados Marco Antonio Cerón Ruiz y Gerardo Góngora Cervera, habían solicitado anteriormente en tres ocasiones el beneficio de la libertad anticipada pero en todas ellas se le había negado y ahora un Juez de Distrito le concedió un amparo y al no haber oposición de las partes, al causar ejecutoria el recurso, simplemente se dio cumplimiento a ese ordenamiento federal y se le dejó libre a 11 años del cobarde asesinato.

Como dimos a conocer en forma oportuna, luego de analizar todas las pruebas aportadas tanto por la defensa del homicida en razón de parentesco o relación, como por el Ministerio Público y la parte coadyuvante, los Magistrados de la Sala Colegiada Mixta declararon en segunda instancia culpable de homicidio calificado al empresario Wafé Kuri Torre por el asesinato cometido en la persona de su esposa, quien respondía al nombre de Rosa María Arceo Ochoa, confirmando la resolución de primera instancia; sin embargo, se modificó la misma.

Los magistrados modificaron la sentencia de primera instancia y de 12 años de prisión que se le habían impuesto, se incrementó a 13 años y 9 meses.

De la misma forma se le condenó al pago de 147 mil 510 pesos por concepto de indemnización por la muerte de la joven quien estaba embarazada al recibir un cobarde balazo en la espalda cuando dormía en la cama de su recámara a un lado de su esposo, quien de acuerdo con la indagatoria y versión oficial, le disparó a escasos centímetros de distancia.

Después según la misma, Kuri Torre se disparó a sí mismo para matarse, pero no lo consiguió y tras ser dado de alta en la clínica donde fue hospitalizado fue trasladado hasta el penal de Mérida, donde pasó los últimos 11 años de su vida.

La denuncia en su contra fue presentada ante el Ministerio Público en el mes de enero del 2008 por el Dr. Ernesto Arceo Mendicuti y Rosa María Arceo Albrad, cabe señalar que durante todo su proceso penal de primera y segunda instancia, el denunciante y suegro de Wafé lo apoyó en todo momento afirmando que es inocente de haber asesinado a su hija.

Los trágicos hechos se registraron el 14 de enero del 2008 en la residencia del fraccionamiento Montebello del matrimonio, donde de acuerdo a la versión oficial, Wafé Kuri le disparó por la espalda a su esposa mientras dormía a su lado.

Ayer a las 16:15 horas se abrió el portón del Centro de Reinserción Social del Estado, saliendo en libertad Wafé Kuri, siendo esperado a las puertas del reclusorio por su madre y su tía, un chofer y su abogado Cerón Ruiz, se fundió en abrazos con sus familiares y rodeado de fotógrafos de los distintos medios de comunicación, se dirigió hacia una moderna camioneta roja tipo Kia, con placas de circulación YWY-687-B y tras comentar que le espera mucho trabajo, el vehículo se puso en movimiento.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.