martes, noviembre 19

¿Y el avión presidencial? AMLO afirma que ya tiene comprador

0
843

El presidente explicó que no es posible dar más detalles todavía debido a que están en revisión los trámites legales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reveló este martes que ya existe una empresa en proceso para comprar el avión presidencial, pero no dio detalles porque se están revisando trámites legales y protocolos.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario aclaró que se trata de un proceso legal de venta en el que se sigue una serie de protocolos, bajo la guía de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Por lo mismo, aclaró que no se puede dar a conocer todavía mayor información, en tanto no se concrete la compra. Señaló que, en caso de que al final no se haga la operación, el avión continuará en venta.

AMLO reiteró que la decisión de vender este avión fue porque el lujo era un insulto cuando hay tanta pobreza en el país.

“Al final hay ya una empresa interesada en la adquisición, esto requirió de elaborar avalúos. Está en el proceso de revisión del funcionamiento del avión porque no se puede vender algo que no esté en buen estado; interviene la Secretaría de la Defensa en el arreglo del avión en todo lo que tiene que ver con el mantenimiento. Y hay plazos”, detalló.

Abundó que, además de esta aeronave, serán vendidas otras 73, entre aviones y helicópteros.

La nave, un Boeing 787-8 de la serie Dreamliner, fue adquirida en noviembre de 2012 y se entregó hasta el 3 de febrero de 2016. En dos años y 10 meses de servicio completó 214 vuelos dentro y fuera del país. Según las autoridades del nuevo Gobierno, este cuenta con capacidad máxima de 80 pasajeros.

A partir del 1 de diciembre de 2018, con la entrada en funciones de la nueva administración, se dejó de usar esa aeronave como parte de una promesa de campaña que hizo López Obrador.

El 2 de diciembre, funcionarios federales detallaron la estrategia de venta de la nave, la cual partió el 3 de diciembre del aeropuerto de la Ciudad de México hacia el Aeropuerto de Logística, en San Bernardino, California, donde permanece embodegado y en espera de un comprador.

Fuente: El Financiero

Leave a reply