domingo, septiembre 27

Ya resiente Yucatán el efecto económico de la Ley Seca

0
513

 

A 75 días de ser implementada, la Ley Seca ha causado impactos en la economía de Yucatán, mantiene cerrados los negocios dedicados a la venta de cerveza y licor y afecta a las fuentes de empleo que dependen de ellos

Yucatán suma hoy 75 días con una Ley Seca que ha causado severos impactos a la economía y que mantiene un buen número de negocios dedicados a la venta de cerveza y licor cerrados, además de las afectaciones a bares, restaurantes, cantinas y a las fuentes de empleo que dependen de los mismos.

Además, aunque esta medida se implementó por parte de las autoridades estatales para prevenir contagios de COVID-19, al evitar aglomeraciones, así como para aminorar los casos de violencia familiar, ha recibido severos cuestionamientos por parte de activistas y diputadas.

En el marco de la pandemia, el pasado 9 de abril se emitió el Decreto 208/2020, el cual estableció la Ley Seca bajo el tenor de que “se prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en el Estado de Yucatán como medida de prevención sanitaria ante el estado de emergencia declarada por la afectación de la pandemia por COVID-19”.

Sin embargo, aunque dicho Decreto estaría vigente hasta el 30 de abril, el mismo se modicó un par de veces mediante los Decretos 213/2020 y 217/2020, con lo que la llamada Ley Seca se extendió hasta el 31 de mayo.

Restricciones

En esta primera etapa la Ley Seca duró 53 días, luego de lo cual, el 1 de junio, se levantó la restricción y se permitió la venta de cerveza mediante el esquema “a domicilio” y con restricciones en la cantidad que podía comprar cada persona. Posteriormente se permitió ya la venta presencial.

Pero sólo transcurrieron 43 días en este formato de venta, porque debido al incremento en el número de contagios, el Gobierno del Estado volvió a decretar la Ley Seca el pasado 14 de julio y al día de hoy son 22 días de la restricción en su segunda etapa.

En total son hasta hoy son 75 días que han transcurrido de la Ley Seca en Yucatán, la cual, desde el punto de vista del presidente de la Cámara de Comercio de Mérida, Michel Salum Francis, ha generado un duro impacto y no sólo al comercio dedicado a la venta de cerveza, vinos y licores, sino a los restaurantes, hoteles y demás negocios que tenían permiso para vender este tipo de bebidas.

Sin embargo, dijo que, aunque deben ser millonarias las pérdidas para los comercios, es difícil cuanticar el impacto económico debido a la gran cantidad de negocios relacionados en la venta de bebidas con contenido alcohólico.

Ajustes

“ESTA MEDIDA HA PEGADO MUY DURO Y EN GENERAL TODAS LAS RESTRICCIONES HAN IMPACTADO A LOS NEGOCIOS. EN ESTE CASO, LA CANACO PROPONE QUE SE HAGAN AJUSTES Y QUE A RESTAURANTES, POR EJEMPLO, SE LES PERMITA QUE CON EL CONSUMO SE PUEDAN VENDER UN PAR DE CERVEZAS O UNA COPA DE VINO, SIEMPRE Y CUANDO NO SE CONTRAVENGA EL SENTIDO QUE TIENE LA MEDIDA”, EXPUSO.

Sin embargo, dijo que lamentablemente cuando el Gobierno del Estado levantó la Ley Seca en el pasado mes de junio, la gente no aprovechó e incurrió en conductas de riesgo, por lo que se implementó de nuevo la medida.

Para el señor Felipe Peraza Luna, encargado del Six “Milagro”, el impacto ha sido severo, aunque la restricción se levantó el pasado mes de junio y tuvo un respiro, el local tuvo que cerrar de nuevo.

Además, las lluvias que ocasionó la Tormenta Tropical “Cristóbal” inhibieron las ventas y esta rama no estuvo ni cerca de recuperarse.

El problema –apuntó– es que, como encargado de un Six y otros negocios similares, se debe pagar una comisión y esto lesiona.

Hoy prácticamente todos los expendios de cerveza se mantienen cerrados y, con ello, mucha gente dejó de trabajar y de tener un ingreso. El reportero detectó ayer unos cuantos negocios de este tipo que levantan a medias su cortina y sólo están vendiendo abarrotes, botanas y otros productos, pero los refrigeradores están vacíos de cerveza.

A medio gas

La industria cervecera en Yucatán se encuentra también laborando a medias y, aunque se dijo que se echaría a andar la producción el 1 de junio pasado, en el caso de la Cervecería Modelo al parecer el personal acude a realizar labores de mantenimiento, aunque se le da salida a producto para exportar, se trata del que se tenía en almacén.

El reportero acudió ayer a solicitar información a la fábrica y dejó sus datos de contacto para saber sobre la reactivación de esta industria. En el lugar,algunos trabajadores que ingresaban a la planta comentaron que sólo se realizan, por ahora, labores de mantenimiento a los equipos de forma permanente y sí hay movimiento de carga, pero es producto almacenado que se manda a otras entidades y países, pues en Yucatán por ahora no hay distribución.

En el caso de la planta que está en Hunucmá del Grupo Modelo que se abrió en el 2017, tiene la capacidad de producir alrededor de 15 millones de hectolitros de cerveza al año y da empleo a más de 500 personas.

Funciona la Ley Seca

Desde diferentes ángulos se ha cuestionado la ecacia de la Ley Seca, pues muestra también cifras alarmantes como las muertes por consumo de alcohol adulterado que se dieron en la primera etapa de la medida, que fueron no menos de 20 casos.

De las 20 personas, 18 fallecieron por beber alcohol adulterado comprado, presuntamente, en clandestinos. De los anteriores, 7 casos se presentaron en Acanceh, 2 en Progreso y 9 en Mérida. Hay que sumar además 2 casos de personas fallecidas por beber gel antibacterial con refresco durante varios días.

Pero además de la venta clandestina de bebidas alcohólicas y de bebidas alcohólicas adulteradas, diputadas y activistas sostuvieron que la Ley Seca propició un aumento en los casos de violencia intrafamiliar.

Las cifras ociales señalan que, al menos en la primera etapa de la Ley Seca, la medida ha resultado efectiva y de acuerdo con el Centro Estatal de
Información sobre Seguridad Pública, las llamadas relacionadas con la violencia de pareja disminuyeron en 52.3% y las que tienen que ver con violencia familiar registraron una reducción del 45.2%, en comparación con las que se realizaron antes del establecimiento de esta disposición.
De igual forma, el reporte señala que disminuyeron las llamadas que denunciaban violencia contra la mujer en un 39.8% y en un 58.2% se redujeron las que tenían que ver con suicidios. En este mismo período, también descendieron en un 39.4% las llamadas relacionadas con las amenazas de suicidio y un 49.6% las vinculadas con otros actos contra la familia.

Sin embargo, en su momento, la diputada de Movimiento Ciudadano, Milagros Romero Bastarrachea, como presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, sostuvo que el argumento ocial de las autoridades fue que la Ley Seca se impuso para disminuir la violencia durante la contingencia, pero dijo que los datos muestran otra realidad.

Demanda sorprendente

Citó datos de Leticia Murúa Beltrán Aragón, directora general de APIS del Sureste, e informó que el refugio para mujeres que sufren de violencia operó al 100 por ciento de su capacidad en el mes de abril y teniendo hasta 5 núcleos familiares, recibiendo en mayo a más personas.
De igual forma, en el centro externo de APIS, en abril se brindaron 160 atenciones psicológicas, 64 jurídicas y 20 servicios a niñas y niños, y ello sorprendió a la agrupación porque nunca en la historia habían tenido tal demanda de servicio. Incluso la agrupación tuvo que modicar su forma de trabajar, operando través de llamadas telefónicas, internet y perles en redes sociales.

En mayo –apuntó– se presentaron 6 casos de mujeres en situación de violencia extrema que necesitaron refugio y han hecho canalizaciones para que puedan estar en condiciones de seguridad.

Citó también el dato del Instituto de la Mujer del Ayuntamiento de Mérida. Este organismo señala que, con todo y la Ley Seca, los casos van en aumento y no ha contribuido a reducir la violencia intrafamiliar e incluso ésta ha aumentado.

Además, dijo que el Observatorio Nacional contra el Feminicidio reporta en sus datos que del 17 de abril al 17 de mayo hubo un aumento de 114.6 por ciento en los casos de violencia contra las mujeres, además de que se recibieron 249 llamadas de ayuda, cuando antes había entre 50 y 53.

Del 17 de marzo al 17 de mayo recibieron 112 llamadas, 67 de abuso sexual, hostigamiento o violencia, 23 de ciberacosos, la mayoría de éstas a niñas, 21, y 10 agresiones de madres a hijas, y no sólo ocurrió en Mérida, sino en diferentes municipios, según expuso.

Fuente: Por Esto

Leave a reply