domingo, enero 24

Ya se venden “bombitas” en Mérida pero sin permiso de las autoridades

0
426

 

A pesar de la falta de permisos, comerciantes de “bombitas” venden sus productos en establecimientos e internet en Mérida.

Mientras el ayuntamiento de Mérida da largas a los vendedores ambulantes de bombitas, comerciantes del ramo están haciendo su agosto en ventas directas, inclusive por Internet.

A unos 12 kilómetros en la carretera a Motul se ubican varios puestos donde se lleva a cabo la Feria de la Pirotecnia, ahí se puede encontrar una amplia gama de productos, desde las clásicas bombitas, incluyendo las llamadas “palomas” que producen un gran estruendo, a decir de los comerciantes, hasta los voladores con luces multicolores; además de autos que son impulsados con pólvora, calaveras de las que surgen destellos de diferentes colores y las denominadas bazucas, con un valor que va de los 100 a los 680 pesos, y que contienen de 3 a 12 piezas para lanzar.

En el lugar se encontraban varias personas que manifestaron vivir en Motul y aprovecharon hacer un alto en el camino para comprar bombitas que planean jugar con sus hijos durante la celebración de n de año y Navidad.

Precios más bajos

Francisco Caamal Mukul manifestó que en ese lugar los precios son más bajos comparados con los que hay en Mérida, de esa manera busca economizar y al mismo tiempo adquirir productos para entretenerse con sus hijos que están fastidiados de tanto encierro.

Criticó a las personas que, aprovechando la ampliación del Programa de Movilidad, salen de sus casas y se van a la playa, mientras otras realizan estas y borracheras, sin tomar en cuenta que los contagios del coronavirus son elevados.
Comentó que ellas mismas se matan, por eso preere comprar un poco de pirotecnia y jugar con sus hijos, respetando las medidas sanitarias.

Compra anticipada

Por su parte, Ángel Vázquez Rodríguez dijo que preere comprar ahora aprovechando que no se ha incrementado el precio de los productos, ya que en Mérida en dos o tres semanas más la bolsa de “lagrimitas” que hoy cuesta 100 pesos, se venderán entre los 120 a 130 pesos.

El empresario Manuel Echeverría manifestó que hay comerciantes que ofrecen productos pirotécnicos vía Internet, pero a precios más elevados y eso ha motivado a que muchas personas acudan a la feria que, aunque un poco apartada, es mucho más segura y barata.

Indicó que por disposición de las autoridades no se puede vender más de diez kilos por persona y a los que desean comprar mayor cantidad se les advierte que es bajo su riesgo.

Añadió que a las personas se les recomienda utilizar los productos con mucha responsabilidad y vigilancia para evitar posibles accidentes.

Fuente: Por Esto

Leave a reply