miércoles, junio 3

Ya suman 260 ejecutados en el 2018

0
184

La “narco-guerra” entre células criminales que se disputan la plaza de Cancún ha dejado ya 260 ejecuciones en los primeros 187 días del 2018, uno de los peores años para este polo turístico, esta cifra fue alcanzada la noche de ayer, cuando un sujeto fue ajusticiado al interior del baño del bar “El Embarcadero”, ubicado en las inmediaciones de la Región 219, donde un mesero también resultó herido por proyectil de arma de fuego.

Alrededor de las 21:00 horas fue activado el Código Rojo, luego de que reportaran balacera al interior del bar denominado “El Embarcadero”, ubicado sobre la principal avenida Kabah, a la altura de la manzana 5, lote 1, en la Región 219, lo que movilizó a las autoridades de los tres niveles de gobierno, así como paramédicos de la ambulancia Cruz Roja, ya que se hablaban de personas lesionadas al interior del establecimiento.

Al llegar policías municipales confirmaron que se había tratado de un ataque directo contra un sujeto, el cual había sido acribillado por un sicario que ingresó al lugar; al parecer, la víctima logró identificar a su verdugo e intentó correr al baño a ponerse a salvo, pero fue perseguido a balazos hasta que finalmente cayó muerto. Entre los disparos, uno de los meseros resultó herido en una mano, por lo que se dirigió al hospital por sus propios medios.

Paramédicos al confirmar el deceso del hombre, quien presentaba varios impactos por arma de fuego y que se encuentra en calidad de desconocido, se retiraron del lugar, abriéndoles paso a las autoridades correspondientes.

Nadie sabe si el sicario se encontraba solo o alguien lo esperaba afuera, ya que cuando comenzaron a escucharse las primeras detonaciones, que nadie sabía de dónde provenían, clientes y empleados se tiraron al suelo entre las mesas, ya que no es la primera vez que sicarios realizan atentado al interior o en las inmediaciones del mismo bar.

Autoridades que acudieron al auxilio realizaron un operativo por las inmediaciones en busca del responsable, sin embargo, éste logró darse a la fuga luego de cometer la ejecución.

Peritos criminalistas al procesar el área aseguraron varios casquillos percutidos, sin especificar el calibre, posteriormente hicieron el levantamiento del cuerpo para trasladarlo a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde le practicarían la necropsia de ley.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.