lunes, enero 18

Yucatán: Al menos 6 mil estudiantes tuvieron que migrar de escuelas privadas a públicas

0
324

La pandemia del coronavirus Covid-19 y la crisis económica derivada del confinamiento social propició que al menos seis mil estudiantes de escuelas particulares de Yucatán tuvieran que migrar al sistema público, por lo que las autoridades locales enfrentarán un reto en la distribución de alumnos en los salones una vez que se autorice el retorno a las actividades presenciales.

Elías Dájer Fadel, presidente de la Asociación Mexicana de Escuelas Particulares de Yucatán (Amepac), informó que los 240 colegios que integran la agrupación reportaron que fueron poco más de dos mil estudiantes que durante este ciclo escolar abandonaron el sistema particular para pasarse a una escuela pública

Sin embargo, estimó que en la entidad existen alrededor de 700 escuelas que integran el sector particular, por lo que la cifra real de alumnos que dejaron la educación privada para pasarse al sistema público ascendería a cerca de seis mil, como saldo de los efectos que la pandemia del Covid-19 ha dejado en el entorno educativo.

Por ello, mencionó que las autoridades educativas locales tendrán una importante tarea cuando se reactiven las actividades presenciales en las escuelas, para verificar que se cumplan las medidas de distribución de alumnos en los salones del sistema público, pues algunos presentan sobredemanda.

“La realidad es que no vamos a regresar a clases hasta que no tengamos un nivel muy bajo de infección de coronavirus o hasta que ya tengamos una vacuna, es decir, que tendremos un tiempo para definir cómo será la distribución de los alumnos en la nueva normalidad”, apuntó.

Dájer Fadel indicó que durante 2021 se establecerá algún tiempo para realizar inscripciones de forma física y una vez que tenga el número exacto de alumnos en el sistema particular, se arrancará el siguiente ciclo lectivo 2021-2022 con una nueva distribución y un ajuste de los espacios en los salones.

Puntualizó que las escuelas particulares ya respetaban la legislación de no rebasar el límite máximo de 30 alumnos por aula, aunque ahora con los efectos del Covid-19 se reorientará la distribución de los espacios, pues es la medida más certera para reducir el riesgo de infecciones o brotes en los colegios.

Recordó que ya se había hablado de “días salteados” para las clases presenciales y de tener un sistema mixto de aprendizaje, con educación virtual y de forma física, así como el establecimiento de protocolos sanitarios en las escuelas, en caso de que se tenga una infección de Covid-19, lo que será fundamental afinar en los meses restantes del ciclo escolar actual.

“Mientras no exista la vacuna tendremos que tomar ciertas estrategias, como los días ‘salteados’ para los alumnos y que el viernes se deje para aquellos que presenten alguna situación en particular, y también continuar con el proceso de seguimiento a través de las herramientas digitales”, precisó.

Subrayó que estas opciones irán acompañadas de ingresos escalonados por grado grupo, salidas a los tiempos de descanso o recreo en tiempos diferidos e incluso buscar espacios al aire libre para realizar ciertas actividades didácticas, así como el uso generalizado de cubrebocas.

Fuente: Novedades

Leave a reply