domingo, agosto 25

Yucatán: migrantes le ponen sabor a la reactivación económica

0
1597

En diversos municipios se vive un auge de inversión en nuevos negocios enfocados a tecnológicos y ropa, pero sobre todo, a la gastronomía

Diversos municipios de Yucatán viven una reactivación económica generada por la inversión que realizan migrantes en sus comunidades de origen, y no solo se trata de construcción de viviendas, sino de instalación de negocios, y aunque algunos le apuestan a tiendas de insumos tecnológicos y ropa, otros ven en la gastronomía una gran oportunidad, por lo que abren restaurantes donde ofrecen platillos nacionales e internacionales.

Se trata de pequeñas empresas que tienen entre 15 y 20 empleados y que de manera indirecta generan al menos una cantidad similar.
Esto se comienza a observar de manera más clara en el municipio de Oxkutzcab, cuyo alcalde, Raúl Romero Chel, señala que ya pasó la etapa del “boom” migratorio que prácticamente despobló el municipio.

Aunque continúa el éxodo, ya no se da en forma masiva, además de que algunos regresan y buscan invertir en negocios que los reditúe y no se vean obligados a regresar al extranjero.

“A pesar de las nuevas políticas de Estados Unidos, no se ha visto un regreso masivo de yucatecos; por el contrario, la economía del municipio de Oxkutzcab se ha mantenido por gente que se ha quedó, pero también en los últimos años ha habido un cambio, debido al establecimiento de negocios, principalmente de comida”, admitió.

La gastronomía en Oxkutzcab es variante y una de las ventajas es que los precios son accesibles, ya que un platillo en Mérida se consigue en 150 pesos y uno similar en el municipio del sur del Estado es de menos de 100.

El edil consideró que el pensamiento del migrante ha cambiado y no solo invierte en la construcción y ampliación de sus viviendas, sino que busca establecer un negocio; en ese municipio lo que predomina son de restaurantes que ofrecen gran variedad gastronómica de platillos internacionales, pues existen ya varios de guisos regionales.

“En 1998 se dio el mayor número de personas que migraron hacia los Estados Unidos, se calcula que en ese tiempo se tuvo una expulsión de alrededor de dos mil”, dijo.

Una de las razones por las que se optó por alcanzar el “sueño americano” es la destrucción que originó el paso del huracán “Isidore”, ya que se afectaron muchos huertos y la milpa de la región, lo que provoco una caída en la economía de la población.

Mencionó que la migración es un problema social que no se ha podido detener, debido a que muchos no cuentan con los recursos para atender las necesidades básicas, por lo que optan por irse al extranjero.

Ahora es más complicado que hace 10 años, debido al elevado precio que cobran los “polleros” ante los riesgos que existen en la frontera, principalmente el crimen organizado. “Debemos mejorar las políticas económicas para que nuestros ciudadanos no se expongan, porque no hay una certeza de que puedan cruzar; lo que afecta la economía de las familias, debido a que el viaje hacia Estados Unidos cuesta alrededor de 250 mil pesos”, explicó.

Con el objetivo de que más personas consoliden sus negocios, el Ayuntamiento de Oxkutzcab ha creado la dirección de Fomento Económico, en donde se le brinda un acompañamiento a las personas que quieren establecer un negocio y si es migrante, se le exenta del pago de los permisos para que invierta y aporte al desarrollo del municipio.

Fuente: Novedades Yucatán.

Leave a reply