viernes, enero 22

Zonas rojas a punto de desbordarse

0
284

Al no existir hasta e momento un verdadero plan estratégico en materia de seguridad pública para el municipio de Benito Juárez, se corre peligro de que las zonas de riesgo sigan en aumento en la ciudad de Cancún donde, además, cada vez es más evidente la poca credibilidad de la ciudadanía hacia los cuerpos policíacos, por la colusión con los grupos delictivos.
A dos semanas de haber iniciado la actual administración municipal, los problemas de la inseguridad que se vienen arrastrando desde hace varios años en el municipio de Benito Juárez, se mantiene de manera ascendente como reflejo del nulo compromiso de quienes tienen a su mando a la policía de Cancún.

Zonas como las inmediaciones de Plaza y Malecón Las Américas, la Plaza de Toros, avenidas como Yaxchilán, se encuentran enmarcadas como focos rojos que requieren una atención permanente de las autoridades, porque ahí se han registrado múltiples hechos delictivos a cualquier hora del día.

Las cámaras de seguridad que se encuentran en los postes de los semáforos, sólo están de adorno porque no cumplen su misión de colaborar con el tema de la seguridad a pesar de que el gobierno municipal presume que sí están en funcionamiento.

Sin embargo, esto refleja que únicamente se encuentran al servicio de grupos delictivos en lugar de ser utilizados para procurar que se haga justicia ante el cúmulo de hechos delictivos que se siguen registrando en la ciudad.

Pero el problema de la inseguridad se ha extendido incluso a las plazas comerciales; el registro de asaltos a joyerías y diversos negocios también se ha multiplicado por la apatía de los cuerpos de seguridad.

La ciudadanía mantiene un rechazo total de confianza ante los cuerpos de Seguridad Pública de Cancún, por la alta corrupción que sigue imperando al interior de la corporación, donde un alto porcentaje de elementos estarían infiltrados a los grupos delictivos, lo que refleja los motivos por los cuales los hechos delictivos se mantienen al alza y por ende, cada vez existe un mayor riesgo de que las zonas rojas sigan en aumento.

Cabe decir que la comisión de delitos y la percepción de seguridad son indicadores fundamentales para medir la inseguridad, misma que, al menos en la ciudad de Cancún, se mantiene en aumento porque la ciudadanía ha dejado de confiar en las instituciones y en consecuencia se ha dejado de denunciar los delitos.

Fuente: PorEsto

Comments are closed.